lunes, 7 de mayo de 2012

Spa at Home

No hay nada más agradable que sentir la piel libre y natural y aún así sentirse a gusto porque todos verán en ti un cutis lleno de vida y brillo.

A mis 24 años, la piel de mi rostro dejó de ser perfecta, comenzó a salirme un enrojecimiento que desconocía, pero al mantenerse por un tiempo descubrí que tengo Rosácea (otra herencia de mi papá), por suerte ha sido leve y la he podido controlar parcialmente, pero he tenido que cuidarla mucho y con bastante precaución, ya que es sensible e intolerante.

Para las personas con problemas de piel, no hay nada más importante que cuidarse el cutis, y muchas veces el aporte de los métodos naturales es más agradable y bastante efectivo.

Yo adoro tener la piel suave, entonces les dejo la receta de una mascarilla que me ha parecido bastante suave y me deja la piel con una sensación agradable luego de removerla, además les recomiendo un producto de Clinique que me deja la piel casi perfecta.


MASCARILLA



La Papaya o Lechosa es una de las frutas que mayores beneficios trae al organismo. Es muy buena para afecciones estomacales y resulta muy refrescante, no es de extrañar que ofrezca bondades a la piel, ya que tiene un poder regenerativo y antibacterial que la identifica.


A las personas con acné o brotes leves les ayuda a mejorar y limpiar la piel, tiene una capacidad preciosa de remover impurezas y cerrar los poros. Las veces que he utilizado ésta mascarilla me doy cuenta lo uniforme que queda la textura de la piel y perdura la sensación por varios días.



Ingredientes

  • Una rebanada de papaya
  • Una cucharada de avena
  • Un poco de agua (opcional) 

Preparación

Coloca todos los ingredientes en la licuadora o procesador de alimentos, aplica un poco de agua si es necesario, bate hasta obtener una consistencia pareja y homogénea. Debe quedar cremosa.

Aplica en tu rostro, en las zonas afectadas y si no tienes granitos ni acné aplícala en nariz, pómulos, frente y barbilla, para renovar la piel, evitando el área de los ojos. Déjala actuar durante 15 o 20 minutos y luego retira con abundante agua. La temperatura del agua es algo muy importante, no utilices agua caliente, pero tampoco demasiado fría, una buena técnica es apartar un poco de agua potable al clima para lavar tu cara, no utilices aguas minerales para remover esta mascarilla. Luego de unos 10 minutos puedes aplicar un tónico suave para terminar la rutina.

Repite la mascarilla 3 veces a la semana y descansa una semana o combínala con otras mascarillas naturales.

Si tienes una piel muy delicada y que se irrita con facilidad prepara una porción pequeña de la mascarilla y aplícala en la zona lateral de la barbilla para comprobar que no tendrás reacciones desagradables a alguno de los ingredientes.

Algunas veces le he agregado miel y el resultado es una piel un poco más hidratada que con la mascarilla original.


TURNAROUND INSTANT FACIAL - Clinique





Nunca estuve más contenta y complacida con un producto que con ésta mascarilla facial de Clinique. Hace unos cuatro años la conocí porque como cliente Clinique me gané un facial sin abrasión y me aplicaron ésta maravilla al finalizar.

Es una mascarilla para nada aceitosa y mucho menos irritante y funciona perfecto como complemento para el proceso de exfoliación. 

Particularmente la uso cada 8 o 15 días luego del 7 - Day Scrub Cream Rinse Off de Clinique o alguna mascarilla exfoliadora natural, pero la recomiendan incluso 2 o 3 veces a la semana para obtener un rostro brillante.

Debes aplicarla sobre el rostro evitando el área de los ojos y dejarla hacer su trabajo durante 5 - 10 minutos, para mayor efectividad puedes dar masajes suavemente luego de humedecer un poco el rostro al momento de removerla. Abundante agua et voilà.

Además es super fancy porque cuando la aplicas en tu rostro brillas inmediatamente, tiene un efecto escarchado blanco discreto pero muy girly.




NOTA: Es importante que no sobrecargues tu piel de cremas exfoliadoras, renovadoras de piel, etc. Mi percepción personal me dice que puedes debilitar la piel poco a poco cuando vas reduciendo sus capas al usar muy seguido las exfoliadoras, cada 8 o 15 días es lo ideal (lo confirmé con un cosmetólogo). La hidratación y protección a los rayos solares si es OBLIGATORIAMENTE diaria.

2 comentarios:

  1. Hola muchas gracias por compartir esta mascarilla la probare.. tengo la piel grasa aunque ultimamente me esta cambiando a normal gracias a Dios y a tanta cosa que me he aplicado jjjj lo confieso aunque no os alarmais :D la mayoria de las cosas que uso es natural y debo decir que son efectivas por eso te digo que probare esta que compartes aqui porque aun tengo puntos negros que poco a poco voy extraendo con un sacacomedones que compre, luego de usarla un par de veces ya regresare a contarte que noto en mi cutis. ah otra cosa es que antes por tener la piel grasa cometia el error de no usar hidratante!! aunque ya sali de ese error indiscutiblemente tuve consecuencias por ello ya que mi piel al sentirse tirante luego de lavarla producia mas sebo y me salian brillos el resto del dia ya con la hidratante ese no es problema. :) saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claroooo... siempre hay que hidratarla, dejar de hacerlo produce el efecto contrario jeje... Me cuentas después si te gustó la mascarilla!!! :)

      Eliminar